Helena – Asistente de quirófano


“Entrar a quirófano es una experiencia muy hostil para un niño/a que no sabe a dónde va. Poder conocer cómo será el quirófano por dentro, por qué los médicos visten de verde, etc… les ayuda a estar mucho más tranquilos.”